Journal 1: Mi experiencia en Rehilete

Introducción

Mi participación en el proyecto Rehilete consistió en formar parte del diagnóstico que se realizó en verano del 2016. En esa clase iniciamos en el salón de clases, poniéndonos en la mentalidad necesaria para poder darnos una idea de cómo íbamos a participar en la colonia. Compartimos nuestros pensamientos e ideas para poder ayudar a la comunidad. Cada quien se las arregló para llegar a un Wal-Mart que quedaba cerca del Rehilete, yo tomaba tres camiones desde mi casa para llegar y otros tres de vuelta. Una vez en el Wal-Mart algunos compañeros y mamás nos ayudaban a transportarnos a la casa de Don Juan a hacer encuestas, donde entre todos acomodábamos las mesas, las computadoras y lo que fuera necesario para atender a la gente que llegaba con nosotros.

Yo participé principalmente encuestando gente y me pareció muy interesante todo lo que decían respecto a la comunidad ya que, aunque la mayoría se veían interesados en aportar su apoyo, también había personas que no tenían el mismo interés. También ayudé cuidando a los niños de las señoras mientras ellas contestaban las encuestas; fue una experiencia linda porque la mayoría de los niños tienen buenas intenciones y participan de buena manera en las actividades que les dábamos. Si acaso el único problema era que los niños eran muy malhablados, pero era lo de menos. Al final con los resultados de las encuestas que realizamos pudimos hacer un informe acerca de la colonia Rehilete y la presentamos a maestros y personas de instituciones que pudieran ayudarnos. Las problemáticas que el proyecto encontró necesarias de resolver fueron la educación, salud y alimentación; según nos contaron los vecinos de la comunidad. Creo que es de suma importancia resolver dichos problemas ya que poco a poco va creciendo el problema y mientras más rápido se pueda ayudar, será más fácil mejorar la calidad de vida del Rehilete.

Desarrollo

Como yo solamente trabajé en el diagnóstico no pude ayudar directamente a resolver las problemáticas. De cierta manera la problemática que teníamos era no saber cuál era la problemática y en ese sentido creo que pude ayudar a detectarlo cuando me sentaba a escuchar lo que me decían las personas que acudían a las encuestas.

Mi mejor experiencia en el Rehilete fue cuidar a los niños ya que me di cuenta de que son niños buenos, no tienen malos hábitos, se portaban de manera respetuosa con nosotros y hasta nos divertíamos con ellos cuando hacíamos manualidades o dibujábamos.

Creo que deberíamos enfocarnos en los niños, en llevarles actividades que los hagan desarrollar sus habilidades, ya sean sopas de letras, rompecabezas, crucigramas, etc. Además de eso también podríamos enseñarles a hacer títeres de papel, mascaras con platos de papel o hacer lapiceros con rollos de papel. Platicando con los niños me di cuenta de que se aburren mucho ya que no tienen mucho que hacer en sus casas y cuando llevábamos actividades todos querían participar incluso en algo tan simple como colorear. Los niños les hablaban a otros niños para que llegaran a jugar e incluso no cabíamos en el espacio. No sé qué es lo que hizo el semestre pasado en cuanto a los talleres, pero creo que atender a los niños es muy importante.

Yo me comprometería a apoyar en los talleres infantiles porque además de que tengo mucha facilidad con los niños, me encanta interactuar con ellos y ver como se divierten. Si necesitamos llevarles dibujos para colorear yo imprimo algunos o si necesitamos una manualidad para hacer en el taller yo puedo dar el curso o llevar los materiales o en lo que pueda ayudar.

Cierre

Yo creo que mi participación en el diagnóstico fue muy importante porque pude realizar muchas encuestas con la gente y eso apoyó a toda la iniciativa del Rehilete. Además, espero que los niños se hayan divertido de sana manera conmigo y mis compañeros.

La experiencia Rehilete me ha impactado más que nada en que ahora veo un mundo distinto, uno en el que, a unos kilómetros de mi casa, del Tec, de Andares hay barrios de personas que viven en situaciones muy malas y en ocasiones inhumanas. Son personas que se las arreglan sin servicios básicos como drenaje o limpia. Esto me ha hecho más empático y me ha dejado con ganas de apoyar a esas personas que tienen mucho menos que yo.